Iniciar sesión

Blog

Consejos y Noticias
¿Por qué necesitas un blog para tu área de autocaravanas?

¿Por qué necesitas un blog para tu área de autocaravanas?

«Quien tiene un blog tiene un tesoro»

Un blog es un conjunto de artículos (posts) publicados en una página web, que se organizan de forma cronológica, de forma que cuando entramos vemos primero el último publicado. Es decir, una especie de ‘diario’.

Hoy en día los distintos sistemas de publicación gratuitos que existen en internet nos permiten crear un blog en apenas unos minutos, sin necesidad de conocimientos técnicos. Y buena parte de las páginas web de empresa que se realizan actualmente ya incorporan la posibilidad de tener uno dentro de su misma web.

¿Por qué un blog es un tesoro?

Te daré dos razones principales, entre otras muchas que te podría dar.

La primera es un secreto, así que chsss… no se lo cuentes a nadie: ¡Google ama los blogs!

¿Te has dado cuenta que en la mayor parte de las veces que haces una búsqueda en Google —siempre que no sea una búsqueda local, buscar un negocio en un lugar— terminas leyendo un artículo, un post de un blog? Y en la mayoría de las ocasiones ni siquiera te das cuenta de que estás en un blog.

Por eso, con un blog tienes la oportunidad de ser amado por Google, lo que se traducirá en visitas al blog, a ser más visible y conocido y a tener una mayor reputación dentro y fuera de internet.

La segunda razón es que un blog es una poderosa y fácil herramienta para contar aquello que nos apetezca o aquello que creemos que puede ser de interés para nuestros amigos, clientes y aquellos que todavía no saben que van a ser nuestros clientes.

De hecho, en internet nos encontramos muchos blogs personales, donde el autor cuenta sus experiencias de distinta índole; y muchos de empresas, que los utilizan para contar lo que sucede en la misma empresa o como forma de dirigirse a sus clientes y posibles clientes escribiendo sobre temas que puedan ser de interés para ellos.

¿Cuándo no necesitas un blog?

No necesitas un blog cuando no sabes quién eres. Me explico. Antes de ponerte a la tarea de escribir un blog tienes que tener muy claro quién eres y cuál es tu oferta; y, sobre todo, qué es lo que te diferencia de los demás. O eres diferente o eres barato. ¿Recuerdas?

No necesitas un blog cuando dices que no tienes tiempo. Porque sí, un blog requiere tiempo. Como el amor. Si cultivar el amor de pareja o con los hijos requiere tiempo, no es menos el tiempo requerido para cultivar el amor de Google y de tus clientes y posibles clientes.

No necesitas un blog cuando no estás dispuesto a asumir el compromiso. Pues el blog, además de tiempo requiere compromiso. El compromiso de mantenerlo vivo, lo que significa que hay que publicar de forma constante; no todos los días, ni todas las semanas, pero sí de forma que esté y parezca vivo.

No necesitas un blog cuando piensas que no tienes nada que contar. O que no sabes qué contar. Y ahí estás equivocado… Basta con abrir los ojos y contar, con tus propias palabras, lo que ves, lo que vives en tu pueblo, en tu valle, en tu entorno. Basta con que quieras transmitir la pasión que sientes por el lugar en el que vives.

¿Cuándo sí necesitas un blog?

Necesitas un blog cuando sabes quién eres, qué ofreces y en qué eres diferente a los demás. Y quieres que los demás —tus clientes y tus posibles clientes— te conozcan y aprecien aquello que te diferencia.

Necesitas un blog cuando no te asusta el compromiso. Cuando sabes que flaquearás en ocasiones, cuando estás convencido que a veces el blanco de la pantalla esperando tus palabras te dará escalofríos. Cuando también sabes que la constancia lleva al éxito.

Necesitas un blog cuando tu cabeza bulle con pensamientos y emociones que te gustaría compartir con otros. Cuando tu pasión por tu trabajo y por tu entorno te hace soñar con que un día será conocido por todos. Y, además, cuando estás dispuesto a trabajar por ello sin descanso.

Porque un blog para un área de autocaravanas no es solo un instrumento técnico, sino un transmisor de emociones y sentimientos. Un vehículo para conseguir que los lectores se enamoren de ti y de tu entorno, y sientan unas irresistibles ganas de viajar hasta ti.

¿Cómo hacer el blog de un área de autocaravanas?

Lo primero, aprender cómo funcionan los blogs. Busca y aprende de blogs sobre cómo hacer y mantener un blog.

A continuación, selecciona las herramientas más adecuadas para lo que quieres hacer. Decidir la plataforma en la que publicar o bien incorporar un blog a tu página web si ello es posible.

Ya tenemos los conocimientos y las herramientas, así que ahora toca planificar. Haz una lista de los temas de los que puedes hablar, organízalos según su importancia para ti y el esfuerzo que te puede costar cada tema y prepara un calendario orientativo de publicación.

Consejo: empieza por lo que creas que te va a resultar más fácil, así irás cogiendo soltura y experiencia.

Consejo: prepara un esquema de aquello sobre lo que vas a escribir. Te ayudará a organizar las ideas y, por tanto, el artículo.

La planificación es muy importante, pues siempre es mejor un mal plan que ningún plan. Y recuerda no marcarte objetivos demasiado ambiciosos… En tanto en cuanto no cojas soltura y seguridad en ti mismo, con 1 o 2 artículos mensuales es más que suficiente.

Y con todos estos mimbres ya puedes ponerte a construir tu blog. Es el momento de enfrentarse a la pantalla en blanco y empezar a teclear.

Un último consejo. Google ama los blogs… ¡bien escritos! Cuida la ortografía y la gramática cuanto puedas. Un texto bien escrito le gustará más a Google y, lo que es más importante, también gustará más a tus lectores.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta