Iniciar sesión

Blog

Consejos y Noticias
¿Debería cobrar por mascotas en área de autocaravanas?

¿Debería cobrar por mascotas en área de autocaravanas?

Los viajeros con mascota son un nicho de mercado como cualquier otro (con niños, deportistas, etc.). Pero la sensibilidad hacia los animales requiere tratar al sector con más cuidado y pensar bien cómo y por qué se puede cobrar un suplemento por mascota.

Repasamos los principales argumentos que utilizan los propietarios de áreas de autocaravanas a favor o en contra.

Yo sí cobro por mascota

Estos son los argumentos de los propietarios que cobran por admitir perros o gatos en sus alojamientos:

«Funciona como medida disuasoria»

Es una apuesta por reducir las peticiones de reserva, así que conviene sopesarlo bien. Algunos propietarios prefieren limitar el acceso de mascotas a sus negocios para evitar problemas de espacio, limpieza o conflictos entre viajeros. Se trata de disuadir al viajero aumentando su coste. En tu caso, ¿puedes prescindir de este nicho?

«Si no cobras, no le das valor»

Los propietarios de mascotas, acostumbrados, no reparan en que su animal pueda suponer alguna molestia para el negocio. Por ello hay quien piensa que sin un pequeño suplemento los dueños de los animales podrían desentenderse.

«Cobro en concepto de limpieza»

Los propietarios encuentran más difícil limpiar las instalaciones si hubo animales. Incluso, hay quienes no cobran si el animal permanece con los viajeros en la autocaravana, pero sí cobran si sale fuera.

«Hay viajeros que no reservan si hay perros»

Algunos viajeros no quieren estacionar en parcelas contiguas de otras donde hay mascotas, debido a alergias, miedos, manías u olores.

«Quien lleve mascota que pague»

Hay propietarios tajantes. Consideran que el animal conlleva una responsabilidad y por ello se debería cobrar. El argumento, tan lícito como cualquier otro, no debería entrar en conflicto con las formas.

«Cobro por destrozos»

Hay casos de malas experiencias con mascotas. Su conclusión: cobrar un suplemento por los potenciales desperfectos que puedan causar.

Yo no cobro por mascota

A continuación, los argumentos de los propietarios que prefieren no cobrar suplementos.

«Los desperfectos van en las condiciones de uso»

El mismo argumento que el punto anterior sirve para decidirse a no cobrar suplemento por mascotas. Los propietarios defienden que en caso de desperfectos es irrelevante si lo causaron personas o animales: en las condiciones de uso se estipula el pago al propietario por los daños.

«No cobro, pero soy estricto»

Es una solución intermedia. Especifican que los perros deben ir atados en caso de conflicto con otros viajeros que descansen en el área de autocaravanas, no admiten razas peligrosas, o no permiten dejar solos a los animales en las instalaciones. Todo ello, claro, comunicado al cliente. Señalan que suelen entenderlo bien.

«¿Y si me pierdo algo?»

Los propietarios con este argumento se inclinan a cobrar, pero no lo hacen por miedo a perder potenciales clientes.

«Nunca hemos tenido problemas»

La experiencia. Propietarios que apuestan por admitir mascotas en su negocio y jamás tuvieron conflictos por ello. Suelen acompañar el argumento con «el problema son los dueños».

Y tú, ¿qué opinas?

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta